Adabi de México, A.C.

Un vistazo al pasado a través de la conservación de tesoros fotográficos

Adabi de México tiene el agrado de compartir uno de tantos ejemplares fotográficos únicos que, recibidos para su adecuada conservación, como en este caso representan técnicas fotográficas de época que por su fragilidad y conformación son difícilmente encontrados.

Se trata de un panotipo o melanotipo (1850-1880), el cual cumple con todas las características del proceso pues corresponde a una imagen que se imprime sobre una emulsión sensible de colodión, que a su vez era colocada sobre un soporte secundario, como el lino (como lo es en este caso) el cual era usualmente recubierto de manera previa con óleo, papel o esmalte negro y que finalmente, la superficie era protegida con cera o una especie de barniz.

En este caso, el ejemplar presenta ciertas deformaciones mínimas a causa de la adhesión de origen del pie de foto de papel fijado con cola (en el reverso) donde se inscribieron los nombres y fecha de muerte de los personajes fotografiados. El retrato presenta pequeñas zonas de escamación de la emulsión debido a la rigidez del colodión en contraposición de la flexibilidad del soporte de lino. No obstante, el estado de conservación de este panotipo es notable respecto al tiempo transcurrido desde su creación y la fragilidad de sus componentes.        

Las medidas realizadas para su protección implicaron la inclusión del delicado ejemplar en un montaje rígido para su conservación. Esta medida reducirá el impacto nocivo del medio ambiente y los estragos de una manipulación directa. La cartulina de algodón empleada para manufactura del estuche mantendrá el soporte de tela firme para evitar más zonas de escamación. Los materiales seleccionados para crear este recinto únicamente implicaron cartulinas, cintas y películas de calidad con el fin de emplear sólo elementos tanto física como químicamente estables a largo plazo.

Las recomendaciones para la custodia de este tipo de ejemplares deben considerar especialmente la incidencia de la radiación ultravioleta por lo que el montaje fue diseñado como una especie de cartera de manera tal que, abierto permita visualizar al ejemplar (anverso y reverso) y cerrado, evite la acción de la luz sobre la delicada imagen. 

Finalmente, el montaje fue incluido en una caja pequeña caja de polipropileno negro de forma tal genere una protección física mayor y que la incidencia de luz sea minimizada en un segundo nivel. Se recomienda mantener este tipo de ejemplares en espacios con condiciones ambientales estables preferentemente que mantengan un rango de temperatura (18° C) y una humedad relativa constantes (55%) y ante cualquier duda, considerar el acercamiento con un profesional en el ámbito de la conservación del patrimonio fotográfico.

La Coordinación de Archivos Civiles y Eclesiásticos junto a la Coordinación de Conservación de Fuentes Fotográficas agradece la confianza de todos los responsables de verdaderos tesoros que permiten que ADABI no sólo realice trabajos relacionados con la conservación de la memoria fotográfica nacional, sino que, además pueda compartirla a través de soportes fotográficos únicos.

Berenice Hernández Rochin | Adabi